El Guarda Feroz. 90m. IV, 4+, M6
El_Guarda_Feroz,_línea.JPG
Trazado del Guarda Feroz


En el Circo de Gredos con condiciones excepcionales los días de diario solo se juntan tres tipos de alpinistas: los que están en el paro, guías de alta montaña con vacaciones o bomberos librando. La tarde anterior con las últimas luces del atardecer Jorge Valle realiza una aproximación al Cuchillar de las Navajas para confirmar las posibles líneas vistas desde la terraza del refugio con el viejo monocular ruso del “Isra”, uno de los guardas. Cuando regresó lo primero que hizo fue tirar del listín telefónico y llamar vía satélite a la guardia pretoriana en la civilización, consiguió la confirmación de dos mercenarios: el Bolo y Nacho Burgués, bomberos de rescate en montaña de la Comunidad de Madrid.
A primera hora de la mañana del 23 de Febrero de 2011 se subió por la huella ya trazada el día anterior hasta pie de vía de la primera apertura del día: Lunática (vía dedicada a las dos "Lunas", ellas saben quién son).
La segunda joya oculta y cosechada ese día fue el Guarda Feroz, nombre que pretende recordar para la posterioridad la sonrisa y el carácter amable de Álvaro, guarda del refugio Elola. Sus tres aperturistas vieron la posibilidad de trazar una línea más directa y moderna a la cumbre del Domo. Pincel y pintura estaban otra vez preparados para dejar arte dibujado en el lienzo. Material bien ordenado en el arnés, cuerdas bien colocadas, asegurador apartado de la posible caída de fragmentos de hielo producidos por los golpes de piolet y crampones, gritos de ánimo, temblores por el frío y la espera, todo lo normal que acompaña a la escalada gredense.
Cuando se acabó la apertura todavía les quedaron fuerzas para escalar la vecina chimenea de los Salmantinos, era una cuestión de obsesión y motivación acompañada de felicidad, de plenitud, de aislamiento; ese día, durante algunas horas eran los únicos seres vivos en el mundo, concentrados en su tarea. Ya solo era cuestión de regre
El_Guarda_Feroz.jpg
Nacho Burgués escala el primer largo
sar al refugio para descansar, tomar un té, fumar un cigarro y empezar a soñar con el siguiente día.

INICIO

Desde la Hoya de “Polar Circus” dirigirse a pie de la canal de la Ventana del Diablo, a su derecha en el inicio del espolón rocoso característico nace una gulot estrecha donde comienza la norte clásica del Domo. La vía comparte los primeros cinco metros de esta gulot para luego desviarse por un muro vertical mixto a su izquierda.

RECORRIDO

L1 (40m): comienza por una gulot estrecha durante 7 metros que forma parte de la norte clásica del Domo, para luego desviarse a la izquierda y coger un muro vertical con buena tracción para los piolets y buen aseguramiento en camalot rojo, luego verde e ir a un clavo knife, todo en 10 metros de escalada mixta que te dejan los antebrazos pulidos, este muro te sitúa debajo del inicio de una gulot estética vertical 80/85º en 10 metros para pasar a 60/70º de gulot final en 8m. La reunión se monta en unas fisuras sólidas y amplias debajo de un techito característico.

L2 (50m): superas el techo pequeño de encima de la R1 con piolet tracción de una placa de 8cm de grosor de hielo, apoyas los pies en el diedro que te ofrece a la izquierda, proteges con Alien naranja, y te encuentras tras 7 metros de hielo fino apoyado sobre placa de granito un desplome que ofrece buenos gancheos, apretón de neuronas y antebrazos, los pies apoyados en pequeñas fisuras dentro del desplome, tracción con incertidumbre encima de tu cabeza y sales a una chapa de hielo fino durante 4 metros para pasar a una pequeña gulot durante 15 metros. Pasas por la salida de la chimenea de los Salmantinos que tiene forma de pequeño collado, luego pasas a una cresta para ir a montar la reunión sobre la aleta de tiburón con laceo de bloque de roca, domina una vista excepcional del Sur y del Circo de Gredos.
Descenso: por la canal de la ventana del diablo, en rápel de 60 metros desde la última reunión de la vía, cordino cutre más maillón. Y descenso en técnica de todas las puntas hacia la hoya del Cuchillar. Se puede dejar mochilas a pie de vía, se pasa por ella de bajada.
El_Guarda_Feroz2.jpg
Álvaro, Guarda del Refugio Elola

TEXTO: GredosAlpino

FUENTE: Aperturistas