AURORA BOREAL 110m. IV/4+


Sector: Hoya del Cuchillar



Aurora_Boreal.jpg
Foto. Juan Jiménez. Enero 2011
Habían pasado ya tres años desde la apertura de la primera vía del sector, Alta Tensión, y muchas líneas vírgenes evidentes rayaban los muros de esa pequeña hoya tán mágica que preside el Circo de Gredos desde el centro del Cuchillar de las Navajas. Una en especial llamaba poderosamente la atención de los escaladores de la época y fue finalmente escalada por Ignacio Hernández y Miguel Ángel Vidal en Marzo de 1985. Extractamos a continuación con permiso de Miguel Ángel Vidal parte del relato que publicó sobre la apertura de esta clásica:

"Ser los responsables de abrir las primeras en alguno de los mejores muros o cascadas de un determinado lugar no tiene demasiado mérito, si los autores son, además, los encargados del refugio que está al pie del lugar en cuestión. Esto nos ocurría a Nacho y a mi que durante el invierno del 85 compartíamos las tareas de atención del Refugio Elola del Circo de Gredos.
Estábamos pendientes de una línea de hielo que subía al Cuchillar de las Navajas y que habíamos observado tiempo atrás, pero que muy pocas veces se encontraba en las condiciones óptimas para intentar su escalada. Por fin el 15 de marzo reunimos el valor necesario para aproximarnos hasta su base y decidir que había llegado el momento de colgarnos de aquella colección de carámbanos que nos recordaba a algo similar a una cortina de aspecto irreal, con brillos iridiscentes y dotada de movimiento propio: una AURORA BOREAL. Todo ello en la Hoya del Cuchillar, que nosotros bautizamos como “El Palacio de Cristal”, un lugar de ambiente muy frío donde nunca da el sol durante el invierno.
Hicimos tres largos de escalada superando pequeños muros y delgadas cascadas al límite de la fragilidad. Resaltes de 85 y 90º contribuían a dar animación a cada largo, estando repartidos estos tramos de modo que, tanto Nacho como yo, tuviéramos garantizada la diversión.
La colocación de los seguros también nos ponía a prueba. Preferíamos la roca por el sencillo motivo de que el hielo era demasiado escaso y frágil. Pero la roca era demasiado compacta y ofrecía muy pocas posibilidades para colocar clavos o empotradores. La fragilidad del hielo: muy seco, cristalino y por lo tanto estalladizo, no nos preocupaba demasiado, pues eso es lo que habitualmente encontrábamos en las cascadas que hacíamos en Gredos. Y en la ausencia de buenos puntos de seguro tampoco nos parábamos a pensar. Era uno de esos días de inspiración; de levedad del cuerpo y también del espíritu; de escalar en estado de gracia y armonía con la pared. Sabiendo perfectamente con qué potencia y en qué lugar clavar el piolet, dónde colocar los crampones y cómo ir cargando sobre ellos el peso para que la columna no lo sienta. Después de los primeros movimientos sobre el hielo y una vez que tomamos consciencia de que ese era el día que habíamos estado buscando y largamente esperado, nos dedicamos a escalar y a disfrutar de la apertura de, posiblemente, una de las cascadas más míticas del Circo de Gredos".
La noticia de la apertura, su dificultad y su exposición se expandió como la pólvora entre la comunidad escaladora. El recorrido pasó de inmediato a la galería de vías míticas y tuvo que esperar seis años hasta que dos escaladores punteros de finales de los ochenta, Rafa Gómez-Menor y José Isidro Gordito repitieran por primera vez esta ruta, que aún hoy no se escala con mucha asiduidad, siendo un autentico "examen de doctorado" para el glaciarista gredense.

INICIO

La vía se sitúa en la mitad izquierda del sector. Una vez en la Hoya del Cuchillar y localizado el diedro central (vía "Se Nos Va De Las Manos") sería la primera línea de hielo unas decenas de metros a la izquierda de ésta.

RECORRIDO

Comenzar algo a la izquierda de la vertical de la linea, por una serie de pequeños diedros (4 o frecuentemente seco M4+) y planchas heladas cruzando en diagonal un caracteristico nevero triangular . En la parte superior del mismo dirigirnos hacia la derecha para superar un resalte (4,posible paso de mixto) que nos deja en otra campita con el resalte más importante de todos sobre nuestras cabezas. Reunión 2 clavos, 50 metros.
A continuación afrontamos el paso clave, se trata de un resalte de más difícil formación variando lo que nos encontremos desde pasos de mixto hasta una columna de hielo de fusión (4+,que fue lo que se encontraron los primeros ascensionistas, y que según Nacho Hernández ellos escalaron agarrándose con las manos a la citada columna para no romperla). Este resalte ha sido escalado, según los años, también por la derecha. Más arriba de esta sección alcanzaremos otro reposo antes de otro par de resaltes de hielo, que superaremos otra vez pegándonos al diedro de la derecha (4). Después seguir recto campa arriba, para entrar en un terreno "agulotado" más asequible con algún resalte más arriba (3) que superaremos para ya salir de la vía hacia las campas superiores donde buscaremos alguna roca en la que montar la segunda reunión (De 50 a 60 metros). Desde ésta por campas de nieve saldremos a la cresta del cuchillar por el terreno más evidente.

Fuentes: Primeros ascensionistas y Gredosalpino


Texto: Gredosalpino