ALTA TENSIÓN Y ELEGÍA IV/4+

miguel_en_elegia.JPG
17 de Enero de 1982, Miguel Ángel Vidal escala en terreno virgen el segundo largo de lo que hoy es la variante de salida Elegía, durante su intento frustrado pocos metros más arriba, con unas condiciones bastante justas. Seis días después Jesús Gutierrez y Fernando Santos superarían este largo y completarían uno de los recorridos más espectaculares de toda la zona centro. Foto Col. Miguel A. Vidal

Hubo una época en que todo estaba por hacer en el Circo de Gredos. Era una época en la que el ambiente de escalada invernal era intenso y había ganas por explorar lo que se podía llegar a hacer con las nuevas técnicas y materiales que iban apareciendo en el resto de macizos del mundo, como la técnica del piolet tracción desarrollada en Escocia, Norte América y Alpes durante los 70.
En este ambiente y durante Enero de 1982 la cordada formada por Miguel Angel Vidal y Carlos Gallego se lanza a explorar los mejores muros de Gredos. Según nos cuenta el propio Carlos Gallego:
"Cargamos la mochíla para tres días en un viaje por el círco a la búsqueda de sueños. Dejamos a las chicas a cargo del refugio y nos despedímos como si aquello fuera algo importante. Todo estaba por descubrir y de alguna forma intuíamos que formábamos parte de la exploración. Plantamos la tienda en la hoya bajo el cuchillar y apenas amanecido entramos en lo que llamaríamos "Alta tensión", una ruta que no nos dejaba dormir. Los días anteriores nevó en abundancia y eso nos hizo creer que la línea blanca estaría en orden. El primer largo no supuso problemas, con un único seguro de un clavo en roca que aseguraba la llegada a reunión. Miguel se lanzó a por los siguientes metros como lo haría un tígre buscando el cuello de su presa. La cosa no estaba bien y tuvo que desviarse a izquierdas buscando roca para colocar algo. El tiempo pasaba a la misma velocidad con que se me acababa el tabaco. Se rindió cuando a pocos metros de la salida un merengue que cortaba el paso parecía imposíble de superar.
-No lo veo, Carlos.
-Esto no se queda así.
Alcancé el merengue, solté los piolets y metí los brazos como abrazando un puñado de azúcar. Todavía di unos pasos hasta que me alcanzó la razón. No fue posíble. Salimos hacia la izquierda en mixto por un terreno que hoy tendría un grado que no conocíamos.
Recogímos la tienda y seguímos nuestro camíno bajo la norte del Almanzor y el Cuchillar de Ballesteros para llegar anocheciendo a la pequeña laguna del Gutre donde nos esperaba una línea desconocida, pero eso pertenece a otra historia.
A la semana siguiente Jesús Gutierrez y Fernando Santos terminaron la línea directa, "Elegía", no sé si podré perdonárselo."
En este emotivo relato podemos atisbar la competencia que se libró por esta ruta que una semana más tarde sería enderezada por la cordada Gutiérrez-Santos los cuales bautizaron su "variante" como "Elegía". Así nos lo cuenta C.Gallego:
"Jesús aprovechó su suerte porque no perdió tiempo en ir y las condiciones mejoraron mucho, el merengue de salida desapareció y se formó hielo de calidad. Aún así tuvo que hacer lo mismo que nosotros, asegurarse a la esquina de roca que hay a izquierdas, porque el espesor de hielo no permitía buen seguro".
Aún hoy en día no hay repetición conocida de la variante de salida original (la "Alta Tensión") y por lo general las cordadas salen por la estética "Elegía".

INICIO

Buscar la vertical del gran diedro tapizado de hielo de la variante Elegía, que se sitúa un poco a la derecha del centro del sector.
Alta_tensión.jpg
A=Alta Tensión B=Elegía. Foto Carlos Cabeza


RECORRIDO

Describiremos a continuación el recorrido que se repite en la actualidad con cierta asiduidad, que consiste en el primer largo de la Alta Tensión y salida por la variante Elegía. La entrada de forma directa a buscar el diedro de Elegía sólo es posible en los mejores años, existiendo la posibilidad de acceder al primer largo de Alta tensión un poco a la izquierda de la vertical del diedro para luego realizar una travesía hacia la derecha situándonos ya en la vertical de la vía. Seguir por la lengua helada que se va estrechando, hasta que cerca de la reunión podremos encontrarnos con un paso de chimenea estrecha si el hielo escasea.
El segundo largo es espectacular, pero puede ser expuesto si hay escasez de hielo. Seguir por la hoja derecha de un gran diedro tapizado de hielo que poco a poco va ganando verticalidad y que eventualmente presenta un hongo de salida que puede extraplomar ligeramente. Desde aquí seguir las campas de nieve hasta la cresta del cuchillar.
Sobre el segundo largo de Alta Tensión tan sólo disponemos de la información proporcionada por Carlos Gallego sobre la primera ascensión, ya que no nos consta la existencia de repetición alguna. Tras nuestro requerimiento para la descripción de esta tirada, el propio Carlos Gallego nos responde:
"Lo que recuerdo es que lo hicimos por un pequeño desplome hacia la izquierda algo más arriba de la primera reunión hasta alcanzar algo de mixto a la salida. Lo recuerdo durísimo, con crampones arañando la roca, y en esa época tanto Miguel como yo no conocíamos esa dificultad. Fué tremendo, pero estábamos decididos a salir por algún lado tras el fiasco con la salída directa. Siento no poder describírtelo, sólo recuerdo salir por allí con los piolets colgando de las dragoneras, con las manos descubiertas y casi insensibles, muy duro. Me viene a la cabeza que colocamos un clavo de roca, pero no estoy seguro".
Tras esta descripción al equipo de gredosalpino, tan sólo nos queda pediros que nos informéis, a través de la pestaña de "discusión", de cualquier repetición pasada o futura de esta variante histórica, para de este modo reflejarlo en este apartado. De todos modos, seguiremos investigando.

Fuente. Carlos Gallego y Gredosalpino


Texto: Gredosalpino